Join it : )

viernes, 11 de febrero de 2011

¿Tomar Red Bull es malo?



Red Bull es una bebida energética distribuida por la compañía Red Bull GmbH. En 2006, se vendieron más de 3.000 millones de latas en más de 130 países. Es originaria de Tailandia, la oficina principal de la compañía se encuentra en Austria. El eslogan de la bebida es «Red Bull te da alas».

Se sabe que la consumición de bebidas energéticas es frecuente entre jóvenes universitarios. Algunos artículos hablan de una frecuencia de una consumición de una lata cada 1-4 días si bien esta frecuencia podría aumentar a 3 latas o más en combinación con alcohol en las fiestas y discotecas o en épocas de exámenes .

¿Pero qué hace de Red Bull una bebida tan controvertida?
Comencemos por los ingredientes:



Ingredientes

Si analizamos la composición de Red Bull veremos los siguientes ingredientes: cafeína, taurina , glucuronolactona, vitaminas del grupo B, sacarosa y glucosa. De éstos, únicamente la glucuronolactona(participa en los procesos de desintoxicación, apoyando al cuerpo a eliminar sus propias sustancias tóxicas), la cafeína (estimulante del sistema nervioso central que produce un efecto temporal de restauración del nivel de alerta y eliminación de la somnolencia) y la taurina (efectiva para el ejercicio) podrían, eventualmente, generar alguna controversia acerca de sus efectos en el organismo.

Tiene poco sentido, sin embargo, estudiar los componentes del Red Bull por separado, ya que, eventualmente, la combinación de todos ellos podría tener efectos diferentes a los que provocarían individualmente. Es por ello que los estudios más robustos son aquellos que han utilizado el propio Red Bull y lo han comparado con otras bebidas en sujetos sanos.



Estudios con Red Bull en humanos

Un estudio llevado a cabo en 2007 en 15 voluntarios sanos jóvenes concluyó que el consumo de Red Bull conllevaba un aumento agudo la resistencia muscular anaeróbica en miembros superiores, pero no en miembros inferiores.

En otro estudio llevado a cabo en 2008 se demostró que la consumición de 250 ml de Red Bull sin azúcar, en 30 individuos jóvenes sanos tenía un efecto inmediato en la función endotelial y en la coagulación sanguínea, haciendo que el riesgo cardiovascular de estos individuos aumentara momentáneamente, haciéndolos comparables a un individuo con enfermedad coronaria . Los autores concluyeron que “si tienes alguna predisposición a padecer enfermedades cardiovasculares, me pensaría dos veces tomar un Red Bull” . Red Bull respondió que este riesgo observado no era diferente que el que tienen las personas predispuestas cuando se toman una taza de café.

Se ha publicado un caso en que la sobredosis de Red Bull causó un síndrome de taquicardia postural ortostática en un paciente joven , sin mayores consecuencias. El 3 de febrero de 2009, un artículo en el diario británico The Herald se tituló “Red Bull podría haber desencadenado una alteración cardíaca que mató a un estudiante”. El artículo informaba de la muerte de una chica de 21 años que murió después de beberse cuatro latas de Red Bull con vodka. Según el artículo, la chica podría haber tenido una condición previa, una arritmia conocida como “síndrome del QT largo” y además estaba medicándose porque padecía epilepsia .

Existen también artículos acerca de intoxicación por cafeína de las bebidas energéticas así como problemas de adicción a ésta . El uso combinado de bebidas energéticas con alcohol es cada vez mayor y algunos estudios sugieren que esta combinación podría incrementar el daño producido por el alcohol , sin embargo en un ensayo controlado, publicado en el año 2006, no se detectó ninguna diferencia entre los que tomaban alcohol y los que tomaban alcohol más bebida energética, en medidas objetivas de coordinación motora, tiempo de reacción visual o concentración de alcohol en aire exhalado .


Conclusiones 
  • Según la evidencia disponible, no se ha demostrado que la toma de Red Bull (en cantidades no excesivas y en sujetos sanos) tenga consecuencias negativas para la salud.

  • En algunas personas, la cafeína contenida en el Red Bull podría conllevar algunos efectos adversos, similares a los que tendría una taza de café.

  • Aunque la investigación es escasa al respecto, el consumo excesivo de Red Bull podría ser perjudicial y conllevar graves consecuencias en sujetos con predisposición a padecer enfermedades cardiovasculares.

  • No se ha demostrado un efecto negativo de la taurina en las cantidades que son contenidas en una lata de Red Bull. Tampoco se ha demostrado que la glucuronolactona sea perjudicial para la salud.

  • La evidencia científica disponible coincide en señalar que no se han encontrado efectos positivos significativos producidos por el consumo de Red Bull, salvo los que pueda producir el consumo de cafeína.

  • Según la literatura actual, no se ha demostrado que la combinación de Red Bull con bebidas alcohólicas tenga un efecto diferente al que tendrían ambas bebidas consumidas de manera separada.

1 comentario:

Noe dijo...

te sigo te sigo, pasate http://comerteaversos.blogspot.com/
(L)